Ciudad Juárez, Chih. La Dirección de Derechos Humanos del municipio, en coordinación con el Centro de Salud Independencia 1, llevaron a cabo una jornada de vacunación contra la influenza y tétanos para la población migrante que se encuentra en al albergue municipal Kiki Romero, además de dar una plática sobre la lactancia materna, alimentación complementaria y correcta.

Santiago González Reyes, director de la dependencia, indicó que participaron cerca de 60 personas en situación de movilidad, con la intención de prevenir enfermedades y fomentar en los niños, niñas y adultos los buenos hábitos alimenticios.

“Se les dio un mensaje previo en donde se hizo énfasis de que debido a su circunstancia vulnerable y su exposición constante a las inclemencias del tiempo o accidentes, era importante que se vacunarán de forma voluntaria”, dijo el derechohumanista.

Agregó que siguiendo con la campaña de mejorar los hábitos alimenticios de la población migrante, quienes consumen altos niveles de bebidas azucaradas, cultura muy arraigada en todo Latinoamérica, se les brindaron pláticas de nutrición y lactancia materna.

Recordó que como primer paso se colocaron dispensadores de agua en el albergue por parte del Fondo de las Naciones Unidas (UNICEF), sin embargo, es necesario reforzar la campaña con este tipo de pláticas, las cuales serán de manera constante, debido a que la población migrante en este espacio se está renovando constantemente.

González Reyes expresó que hay acercamiento con la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, así como otras instancias del Gobierno Municipal para llevar más pláticas a los migrantes sobre educación nutricional, pues hay un alto consumo de refresco, harina y sopas instantáneas, los cuales no son saludables.