Chilpancingo, Gro. En los últimos días de diciembre pasado, sicarios, aparentemente de La Familia Michoacana, secuestraron a tres comunicadores. Dos de ellos fueron liberados, sanos y salvos, la semana pasada. El tercero sigue sin aparecer.

La camioneta en que llevaban al reportero Jesús Pintor paró de repente. ‘¡Bájate cocho!’, escuchó que le dijo uno de los hombres que lo mantuvieron retenido desde el pasado 27 de diciembre. Lo aventó al suelo de una patada. Pensó en la sentencia de muerte que le dictaron durante su tortura.

El vehículo arrancó y se alejó. Escuchó, porque casi siempre le tuvieron los ojos vendados, que el ruido del motor se diluyó y se quitó la venda. Lo habían liberado.

En los 15 días que duró su cautiverio, al periodista Jesús Pintor Alegre le obligaron a considerar como final de su vida este encierro. Lo dejaron cerca de un río, el Cuirio, de la comunidad de San Pedro, Coyuca de Catalán, entre las 23:20 o las 23:30 horas del pasado miércoles 11.

Escuchó ruidos y preguntó si había alguien. “Sí, soy yo”, le respondieron. Era Fernando Moreno Villegas, quien fue parte del equipo de la página de Facebook de Escenario Calentano, y a quien, como a él, privaron de la libertad, aunque en su caso pasó dos días antes, el 25 de diciembre.

En esta página de Facebook con 49 mil seguidores hay mucho contenido donde señalan al grupo criminal de La Familia Michoacana que, de acuerdo con la versión de autoridades estatales y federales, tiene operaciones criminales y económicas dentro de la Tierra Caliente de Guerrero, región donde ocurrieron los hechos. Es contenido que extralimita la técnica periodística, porque carece de procedimiento y sustento.

En el confinamiento forzado y violento, sus captores recriminaron el contenido en la página, con la que el periodista Pintor nunca tuvo relación.

Pintor Alegre, asentado en la Tierra Caliente de Guerrero desde 2007 como corresponsal de La Jornada Guerrero, conocía a Fernando porque él lo formó como comunicador, al igual que a Alan García Aguilar, en la página de Facebook que el reportero sí administra, Yo soy tu imagen.

“En la página (Yo soy tu imagen) se han iniciado muchos muchachos de por acá, y entre ellos Alan García y Fernando Moreno. Me dio mucho gusto de cómo iban aprendiendo y después se quisieron independizar; se independizaron y crearon sus propias páginas, entre ellas Escenario Calentano; después de ello no hubo relación de ningún tipo”, narra el periodista.

Fernando es químico parasitólogo; Alan es abogado. Se supo de ellos de manera pública por el video colgado el sábado 7 a las 17:49 horas en la misma página que administraban, donde aparecen encadenados de pies y manos, en cautiverio.

Con información de Proceso