Ciudad de México. La mega planta armadora de vehículos eléctricos Tesla no se instalará en México, como se había anunciado, informaron fuentes extraoficiales del propio consorcio automotriz.

Personal calificado de Tesla, con acceso a información directiva, confirmó la marcha atrás a la decisión y precisaron que la armadora proyectada para el estado de Nuevo León podría instalarse en Austin, Texas.

Los informantes de la armadora pidieron mantener su nombre en el anonimato, sin embargo, revelaron que oficialmente se anunciará la posposición del proyecto para 2027, mientras, de manera paralela se iniciarán los trabajos en Texas.

Aclararon que la planta verdaderamente no se construirá en el 2027, pero esa será la versión que se difundirá públicamente.

Las versiones coinciden con el contenido del más reciente libro biográfico de Elon Musk, Presidente de Tesla, quien se habría arrepentido de invertir en México.

En las páginas 568 y 569 de la edición impresa se consigna el arrepentimiento de Musk respecto a su intención del proyecto anunciado para el municipio de Santa Catarina en Nuevo León.

La mega planta programada sería por lo menos 10 veces más grande que el desarrollo de General Motors establecido en Ramos Arizpe.

Se desconoce si factores externos a lo empresarial influyeron en la decisión de cancelar el proyecto, sin embargo, coincide el hecho de que en las últimas semanas se multiplicaron la inseguridad y las ejecuciones relacionadas con el crimen organizado en Nuevo León.

La cancelación también coincide con la crisis migratoria que detonó con la llegada de miles de inmigrantes, la mayoría de ellos venezolanos, fenómeno presenciado por el propio Musk en su reciente visita a Eagle Pass Texas.

Hasta el momento el Gobierno de Nuevo León asegura que el proyecto sigue firme y que ya se avanzó con los trámites para su instalación, sin embargo en el sitio donde presuntamente se instalaría la mega planta no se ha visto ningún tipo de movimiento.