CDMX. América Latina, al recibir el año 2024, se encuentra al borde de transformaciones significativas en su mercado laboral, marcadas por la sustitución progresiva de trabajadores mediante la integración de tecnologías innovadoras, según revela un análisis de la compañía financiera Suramericana, según los reportes de Forbes México.


En su “Informe de perspectivas 2024”, la empresa conocida como Sura en México anticipa que el sector empresarial será uno de los primeros en experimentar los efectos de la democratización de la inteligencia artificial. Elementos como la automatización de procesos, la ejecución de tareas y la creación de nuevos empleos estarán a la vanguardia de estos cambios.


Este fenómeno en el mercado laboral latinoamericano está impulsado por la ambiciosa intención del 75% de las empresas de la región de adoptar tecnologías que optimicen sus procesos, detalla el informe.


En particular, en México, la inteligencia artificial cuenta con un alto índice de aprobación del 65%, solo superado por Perú, donde alcanza un 70% de aceptación.


En este contexto, el informe enfatiza que los trabajadores deben adquirir habilidades que les permitan adaptarse a un entorno laboral dinámico y trabajar eficientemente con las nuevas tecnologías, concluyendo así sus reflexiones sobre el futuro del campo laboral.

CAMBIOS INMINENTES EN EL EMPLEO

Según las perspectivas 2024 de Sura, la posición de empleado de entrada de datos podría experimentar una disminución en los próximos años.


Asimismo, se señala que los conductores de tractores corren riesgo, ya que se espera un crecimiento del 23% en la adopción de agribots (robots para la agricultura), tractores sin conductor y otras formas de automatización en el sector agrícola para 2025.


En el ámbito de las fábricas, el informe destaca que la adopción de impresiones en 3D, una tecnología cada vez más rentable que agrega valor a las cadenas de producción, marcará el principio del fin del modelo de producción fabril.


Los expertos suelen recomendar a los profesionales actualizarse de manera constante y comprender cómo integrar la tecnología en sus ocupaciones para adaptarse a estos cambios inminentes en el mercado laboral latinoamericano.

Con información de Forbes México.