Tuxtla Gutiérrez. Chiapas. Unos 10 mil habitantes del municipio mexicano de Siltepec, localizado en la Sierra Madre del estado de Chiapas, cercano a la frontera con Guatemala, salieron a marchar este martes contra la violencia e inseguridad generada por grupos delincuenciales y denunciar el abandono de las autoridades estatales y federales.

Los habitantes de 45 comunidades de Siltepec se movilizaron de manera masiva por las principales calles de Siltepec, mediante una convocatoria en redes sociales, para exigir a las autoridades paz, ya que, según dijeron, llevan semanas aterrorizados por la violencia de los carteles en la región.

A través de los videos que los propios pobladores grabaron y difundieron en redes sociales, se observó la multitudinaria marcha en la que mujeres, hombres jóvenes y niños salieron a las calles portando pancartas y cartulinas las cuales contenían leyendas como: “¡Fuera los carteles!”, “Abrazos no balazos”, “¡Queremos Paz en Siltepec!” y “¡Justicia, justicia!”.

También exigieron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que cambie su estrategia de seguridad antes de que deje el poder en septiembre de 2024. “No es soportable el abandono de las autoridades, es imperdonable”, señalaron.

En la movilización, los pobladores informaron que por las veredas que conducen hacia las comunidades se trasladan hombres armados, a diario hay balaceras, secuestros y ejecuciones, como las ocurridas el 22 de septiembre cuando cuatro hombres fueron ejecutados por civiles armados.

Desde hace casi tres semanas que comenzó la violencia de grupos criminales, los pobladores de los municipios fronterizos han enviado audios a través de redes sociales, indicando que los bloqueos son provocados por presuntos integrantes de la organización “El Maíz”, quienes continúan operando y los mantienen sitiados e inmovilizados.

Por su parte el Ejército Mexicano no ha podido ingresar en las zonas más conflictivas, debido a que pobladores de al menos siete municipios de la Sierra instalaron barricadas para impedir el paso de las fuerzas federales y estatales, sin embargo, los militares utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a la población y tomar el control, informó una fuente.

Desde hace más de dos años miles de personas han abandonado sus casas y tierras por el aumento de la violencia y la inseguridad en el estado de Chiapas.

De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, los municipios de Frontera Comalapa, Motozintla, La Trinitaria y Chicomuselo presentan mayor reporte de desplazamiento forzado.

Desde el 22 de septiembre los pobladores viven momentos de tensión, ya que se ha reportado escasez de alimentos, cortes de energía eléctrica, suspensión de actividades en instituciones bancarias, del Gobierno federal y estatal, así como la suspensión de clases que afecta a más de 5 mil estudiantes y 2 mil maestros de diferentes niveles educativos.

La tensión va en aumento en los municipios de la frontera sur de México, por lo que la vecina Guatemala, a través de un video, informó sobre el despliegue de 300 militares para reforzar la franja fronteriza y a su vez proteger a los ciudadanos guatemaltecos de esta disputa entre carteles mexicanos.

Con Información de masinformacion.