Ciudad de México. El Partido Acción Nacional presentó un recurso de inconstitucionalidad, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para impugnar el Plan B del presidente Andrés Manuel López Obrador; “Se trata de un mecanismo que busca frenar la intención de desmantelar nuestro árbitro electoral, explicó Gabo Díaz Negrete, presidente del Comité Directivo Estatal.

 “El denominado plan B, pretende romper la equidad de las contiendas, monopolizando los espacios en los medios de comunicación, ahorcando los espacios formales, además de la implementación de nefastas acciones de control electoral, tal y como ocurre en los regímenes autoritarios de Latinoamérica”.

Por tanto, el líder del panismo en el estado indicó que Acción Nacional saldrá fortalecido y unido, con la presentación de esta y otras controversias que buscan proteger a México y su sistema democrático, ante las acciones que pretenden mermar la capacidad operativa del INE, poniendo en riesgo las elecciones y volviendo a meter al gobierno en la organización de los comicios.

El centro de la acción busca “tumbar” lo redefinido por la reforma en cuanto a los alcances de la propaganda gubernamental, para establecer que cuando se trate de un caso de libertad de expresión individual, no sea sancionable.

Es decir, de manera engañosa, se pretende que cualquier manifestación de servidores públicos no puedan ser clasificadas como propaganda gubernamental, lo que se traduce en institucionalizar la cargada desde el poder. Sin embargo, las mañaneras del presidente pueden convertirse en el espacio publicitario más grande para las corcholatas y las candidaturas de Morena, sin que nadie pueda hacer algo para evitarlo.

Un segundo aspecto de la controversia es porque la reforma electoral planteada por Morena y el presidente atenta contra la equidad y la imparcialidad de los procesos electorales, destruye los avances en la construcción de la democracia y de la alternancia, que tantos años ha costado a los mexicanos, se ha logrado piso parejo para los candidatos, evitando la promoción de gobiernos y funcionarios, así como el uso de recursos públicos para beneficiar campañas o candidatos y es este el pilar que se destruye mediante las reformas a la Ley de Comunicación Social.

Para finalizar, Gabo Díaz, dijo que Acción Nacional seguirá comprometido con la sociedad civil ante la exigencia que han hecho de defender al INE y al sistema democrático de México.