Oregon. Al menos 10 pacientes en un hospital de Oregon podrían haber perdido la vida después de que presuntamente una enfermera reemplazara el fentanilo farmacéutico intravenoso con agua del grifo. El Centro Médico Regional Asante Rogue en Medford está siendo escenario de una intensa investigación por robo de medicamentos, tras la alerta temprana de funcionarios que sospechaban del comportamiento de una exempleada.


El personal del centro médico notificó a las autoridades a principios del mes pasado. Según algunas fuentes en el hospital, nueve personas habrían fallecido a causa de infecciones relacionadas, aunque otras indican que la cifra total alcanzaría las 10 muertes. El fentanilo farmacéutico es usado para mitigar dolores a pacientes con cáncer o para quienes vienen saliendo de una cirugía.


Las pesquisas revelan que la enfermera, ahora exempleada, habría inyectado agua del grifo no esterilizada a los pacientes para encubrir el cambio. Este presunto intercambio ilícito afectó a los pacientes al menos desde el otoño de 2022, según informes del Rogue Valley Times.


Familiares de dos pacientes, Samuel Allison de 36 años, fallecido en noviembre de 2022, y Barry Samsten de 74 años, fallecido en julio, recibieron notificaciones del hospital que indicaban que las muertes se debieron a infecciones derivadas de la sustitución de analgésicos por agua del grifo no esterilizada.


«Existía la preocupación de que este comportamiento tuviera como resultado una atención adversa a los pacientes, aunque aún no se ha determinado el alcance del impacto en esos pacientes», declaró el teniente de la policía de Medford, Geoff Kirkpatrick.


El hospital, al enterarse del problema, emitió un comunicado expresando su angustia y asegurando que han informado a las autoridades, colaborando estrechamente en la investigación. La Autoridad de Salud de Oregón confirmó su participación en la investigación, evaluando «informes de que los incidentes provocaron infecciones asociadas a la atención médica que lesionaron gravemente y pueden haber causado la muerte de varios pacientes».


Hasta el momento, las autoridades no han confirmado si se realizaron arrestos en relación con este preocupante incidente, que destaca la necesidad de revisar y reforzar los protocolos de seguridad en entornos hospitalarios.

Con información de Excelsior.