Oaxaca, Oax. Elementos de la Secretaría de Marina “desalojaron” a ejidatarios de Palomares que suspendieron momentáneamente los trabajos de modernización del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, en el lugar denominado Puente La Esperanza, denunció la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni).

Y agregaron que los marinos “pretendieron detener al delegado de Ucizoni, Raúl Martínez de Jesús, acción que se evitó gracias a la resistencia de los campesinos”.

Corredor Interoceánico: Pocos avances… y muchas «broncas»

Esta es la segunda ocasión en que la Marina interviene para intimidar a opositores del corredor interoceánico, proyecto presidencial, que se impuso en comunidades indígenas sin ser consultadas o con consultas amañadas.

Por lo pronto, “en la zona se mantiene un clima de tensión, donde son evidentes los daños que viene provocando la maquinaria pesada que ingresó hoy al Ejido de Palomares, perteneciente al municipio de Matías Romero”.

En un comunicado, la Ucizoni informó que este miércoles 15 de febrero un grupo de ejidatarios del núcleo Palomares, del municipio de Matías Romero, se movilizaron como a las 11 de la mañana con el  fin de suspender los trabajos de modernización del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, en el lugar denominado Puente La Esperanza.

Sin embargo, “hacia las 12:30 horas, los trabajadores regresaron escoltados por un pelotón de marinos, quienes desalojaron a empujones a los ejidatarios y trataron de detener al delegado de Ucizoni, Raúl Martínez de Jesús, acción que se evitó gracias a la resistencia de los campesinos”.

Antes, la Ucizoni informó a una delegación de la ONU que también la delincuencia organizada da protección a empresas que realizan obra en el Corredor Interoceánico con el fin de inhibir la resistencia de las comunidades.

Con información de Proceso