Urique, Chih. La Fiscalía General del Estado de Chihuahua brinda seguimiento puntual a las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en favor de integrantes de la comunidad jesuita de Cerocahui.

Por lo anterior, a través de la Fiscalía Especializada en Investigación de Violaciones a los Derechos Humanos, Fiscalía de Distrito Zona Occidente y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, se han sostenido reuniones con la Secretaría de Gobernación (Segob) a fin de atender lo indicado por el órgano.  

En virtud de que el objetivo es proteger a los miembros de la comunidad, garantizar su seguridad en las labores que realizan, se acordó efectuar un análisis de riesgo, respecto al contexto del lugar donde llevan a cabo sus actividades.

Asimismo, mediante la Segob se busca tener un encuentro con los beneficiarios, sus representantes y las autoridades para concertar las medidas que les permitan continuar con las labores que vienen desempeñando; ya que es lo que se busca que como beneficiarios acepten y a principalmente, que estén de acuerdo con la actividad de la autoridad.

Aunado a ello, la Fiscalía General del Estado ha mantenido operativos de seguridad en el municipio de Urique, mediante patrullajes, recorridos e instalación estratégica de puntos de revisión.

Dicha acción se suma a los trabajos de inteligencia policial, que lleven a la captura del generador de violencia, José Noriel Portillo Gil alias “El Chueco” y de quienes pertenecen a su grupo delincuencial.

Las tareas conjuntas son permanentes y a la fecha se ha logrado la detención de 30 personas ligadas a esa estructura criminal.