Chihuahua, Chih. Luego de que el diputado local, Cuauhtémoc Estrada, comentó erráticamente que los incrementos al salario mínimo fueron realizados por iniciativa del presidente de México, el líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), en Chihuahua, Salvador Carrejo Orozco, aclaró que la nueva cultura salarial en el País ha sido impulsada por el sector empresarial, mucho antes del actual sexenio, y no por el gobierno federal en turno.

Explicó que desde el año 2016, COPARMEX propuso esa nueva visión, y ante la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, (CONASAMI), en donde la Confederación tiene un asiento permanente, se logró desindexar el salario mínimo de los cargos de servicios, multas o créditos hipotecarios e introducir una herramienta independiente que evitara que, al aumentar el salario, se tuvieran efectos inflacionarios.

Recordó que, tras varios años de intentos, finalmente, en los años recientes, quienes integran la CONASAMI, es decir, representantes de trabajadores, patrones y sector gubernamental, se pudo acordar el ir aumentando el salario mínimo de manera constante y ordenada.

Comentó que a partir del 2019 se aprobó un incremento histórico del salario mínimo de un 20%, cuyo aumento, y los posteriores, han permitido superar la línea de bienestar individual establecida por el CONEVAL, lo que significa que las personas ya alcanzan la canasta alimentaria y no alimentaria.

“El salario mínimo general actual rebasa la línea de bienestar individual, y como representantes de los empresarios, estamos comprometidos con continuar el diálogo para lograr los acuerdos, para no solo quedarnos en la línea de bienestar individual, sino seguir avanzando hacia la línea de bienestar familiar para el año 2026”, apuntó.

Agregó que la línea de bienestar familiar significa que las familias mexicanas que perciban este salario podrán satisfacer sus necesidades de alimentos, pero además tendrán las condiciones básicas de transporte, vivienda, educación y vestido.

“Teniendo en cuenta esta meta, desde COPARMEX seguiremos revisando la evolución del empleo, los precios y los salarios para evaluar la mejor manera de llegar a nuestro objetivo, que esperamos coincida con la de otros sectores, y el diálogo y la colaboración sigan siendo la base de estos procesos”, comentó.

Asimismo, precisó que en el sector empresarial hay un fuerte compromiso con los colaboradores de las empresas y con el país, anteponiendo siempre a las personas en el centro de todo. “Solo así podemos lograr un México con desarrollo inclusivo en donde podamos reducir la desigualdad y nadie se quede atrás”, terminó.