Guadalupe y Calvo. Chih. La presidenta del DIF Estatal, María Eugenia Galván Antillón y el director general Gabriel Eguiarte Fruns, recibieron a representantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) a fin de establecer trabajos de coordinación que habrán de implementarse en los Centros Regionales de Nutrición y Albergue Materno (CERENAM).

El objetivo de los trabajos en conjunto es, establecer mecanismos de colaboración entre ambas instancias, a fin de mejorar las condiciones de vida de las infancias en poblaciones con vulnerabilidad.

Personal de la dirección de Alimentación y Desarrollo Comunitario, trasladó a la comitiva de UNICEF, al municipio de Guadalupe y Calvo, visitando la comunidad de Correcoyote y la cabecera del mismo, para que los representantes del organismo, conocieran de primera mano el sistema operativo y de atención a niñas, niños y mujeres embarazadas con niveles de desnutrición alto o moderado.

Gracias al éxito del programa, único en todo el país, este modelo de Albergue resultó muy atractivo para los integrantes de UNICEF, quienes reconocieron el alto beneficio que implica el ofrecer una alimentación saludable, un lugar seguro, adecuado para habitar y sobre todo, el seguimiento para reducir los problemas de desnutrición entre las y los pacientes.

De esta manera, se reconoce el esfuerzo que realiza el Gobierno del Estado de Chihuahua por mejorar las condiciones de vida de las familias de pueblos originarios, que habitan en nuestro Estado.

Por parte de UNICEF México se contó con la presencia de Maki Kato representante adjunta, e Ignacio López, jefe de oficina de UNICEF para el Estado de Chihuahua.