Chihuahua, Chih. Con el objetivo de cumplir con el mandato del presidente de la República de buscar la autosuficiencia alimentaria en comunidades rurales y zonas prioritarias, llega a Chihuahua el Programa de Fertilizantes para el Bienestar este año.

El programa consiste en entregar a cada productor beneficiario del Programa Producción para el Bienestar un total de 600 kilogramos de fertilizante según el cultivo que siembren.

El delegado estatal de los Programas para el Desarrollo, Juan Carlos Loera de la Rosa se reunió con la directora general de Suelos y Agua de la Secretaría de Agricultura (Sader), Arely Cerón Trejo y el subgerente de Operaciones y Logística de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), Timoteo Hernández Vidal para planear la logística de entrega en los 67 municipios del estado.

En la reunión también estuvo la titular del Programa de Fertilizantes para el Bienestar y Precios en Garantía de Segalmex Chihuahua, Brunilda Machiche García y el de Sader, Rogelio Olvera García, quienes serán los encargados de la operación del programa.

Además del subdelegado estatal de Desarrollo Social y Humano de la Secretaría de Bienestar, Rafael Mata Márquez y el coordinador del Programa Producción para el Bienestar en la entidad, Issac Carrillo Duarte, quienes serán los encargados por parte de la Delegación de Programas para el Desarrollo.

Arely Cerón explicó que para Chihuahua se tienen destinadas 34 mil 679 toneladas de fertilizante de las cuales 14 mil 060 es de Fosfato Diamónico (DAP) y 20 mil 618 de UREA, mismos que son producidos en la planta de fertilizantes de Petróleos Mexicanos (Pemex), el primero en Lázaro Cárdenas y el segundo en Coatzacoalcos, Veracruz.

Estos fertilizantes son químicos y contienen Nitrógeno, Fósforo y Potasio, minerales que nutren a las plantas; mientras la UREA tiene 46 unidades de Nitrógeno y el DAP 18 unidades y 46 de Fósforo, que juntos permiten hacer una mezcla ideal para el suelo de nuestro país.

No obstante, el uso inadecuado de ellos daña el suelo, por ello el programa tiene como límite entregar 300 kilogramos por hectárea y hasta 600 kilogramos por productor según sea el cultivo que tenga maíz o frijol, ya que éste último al ser leguminosa contiene Nitrógeno por lo que necesita menos fertilizante.

El padrón de beneficiarios que se tiene contemplado para este programa es de 62 mil 704 productores de pequeña y mediana escala para una superficie de 119 mil 676 hectáreas, lo que representa una inversión de 500 millones de pesos.

El llevar este fertilizante a todo el estado representa un reto mayúsculo, por la lejanía de las localidades, en especial las de la Sierra Tarahumara en donde se ubica el 75 por ciento de los beneficiarios, según el titular de Sader en la entidad, Rogelio Olvera.

Por ello se tiene preparada una logística en la que se ha trabajado durante tres meses en la que se diseñaron las rutas para llegar a las 36 bodegas de Segalmex, con lo que se cubrirá el largo y ancho de todo el estado, según Brunilda Machiche.

El traslado de fertilizantes es el reto mayor, toda vez que esta operación es la más costosa en la producción alimentaria, por lo que se tiene contemplado el uso de alrededor de 3 mil camiones para este propósito que llegarán a los Centros de Desarrollo Rural (CADER).

Cabe mencionar

que la entrega del fertilizante se tenía programado para mayo de este año; sin embargo, se adelantará en nuestro estado a razón de que los productores comienzan la siembra antes.

En próximas fechas se dará a conocer la convocatoria, la cual tendrá especificado el nombre del CADER a donde tienen que asistir los productores, así como el listado de cada uno de ellos, que serán convocados por las y los Servidores de la Nación de la entidad.