Sierra de Guerrero. En el estado de Guerrero, específicamente en los municipios de San Miguel Totolapan y Heliodoro Castillo, 66 comunidades, junto con sus autoridades locales, han decidido unirse en grupos de autodefensa para enfrentar la creciente amenaza que representan las organizaciones criminales.

La región se ha visto azotada por la violencia del crimen organizado, lo que ha llevado a que estos grupos de autodefensa tomen medidas drásticas para protegerse.

Los miembros de estos grupos de autodefensa se han armado con una variedad de armas de alto y bajo calibre. Su primera acción fue dirigirse a la comunidad de Plan Verde, ubicada en el municipio de San Miguel Totolapan, con el objetivo de reinstalar a varias familias que habían sido desplazadas debido a la violencia en la región, de acuerdo con la información reportada por la agencia Animal Político en su portal web.

En la Sierra de Guerrero, diversas facciones del crimen organizado, algunas de las cuales tienen vínculos con grupos económicos y políticos locales, están en una lucha constante por el control del territorio y el poder político y económico en la zona. A pesar de esta situación, las autoridades estatales no han proporcionado la seguridad necesaria, según las denuncias de los miembros de los grupos de autodefensa.

De acuerdo con un mapa elaborado por la Fiscalía General del Estado, en esta región de la Sierra de Guerrero operan la Familia Michoacana y Los Tlacos. Estos grupos criminales han estado perpetrando una ola de ataques contra las comunidades locales en las últimas semanas, lo que ha llevado a un aumento significativo en la inseguridad.

Eudocio Barragán, líder de la comunidad de Linda Vista en el municipio de San Miguel Totolapan, expresó su preocupación: “Al Estado le corresponde darnos seguridad, pero si el gobierno es omiso y no responde a nuestras peticiones, que es insensible, entonces nos veremos obligados a tomar medidas nosotros mismos, incluso si eso significa arriesgar nuestras vidas”.

El pasado 25 de septiembre, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda visitó el crucero Puerto del Gallo-Toro Muerto, en el municipio de Heliodoro Castillo, donde inauguró un camino artesanal. Durante su visita, las autoridades y los habitantes de la Sierra le exigieron garantías de seguridad para pacificar la región y permitir que los niños regresen a la escuela.

En ese encuentro, la gobernadora, quien llegó en un helicóptero del Ejército, prometió a los lugareños que tomaría medidas para garantizar su seguridad. Sin embargo, los ataques contra las comunidades de la zona no han cesado desde entonces, lo que ha aumentado la preocupación entre los residentes.

Los comisarios y habitantes de las 66 comunidades se reunieron en la comunidad de Plan Verde y acordaron la formación de su propia autodefensa bajo el nombre “Pueblos Unidos por la Paz”. En palabras de un comisario de la comunidad de Petlacala en San Miguel Totolapan, “No debemos tener miedo, solo estamos tratando de proteger a nuestras familias de estos grupos delincuentes que secuestran y matan a nuestros seres queridos”.

Durante la reunión con la gobernadora, se planteó la idea de destinar una parte del presupuesto asignado a las comunidades para la adquisición de armas, como medida adicional de protección en medio de la creciente violencia en la región.

La inseguridad en esta zona de Guerrero sigue siendo una preocupación importante, y los habitantes han optado por tomar medidas extremas para proteger sus vidas y sus comunidades ante la aparente falta de acción efectiva por parte de las autoridades.