Ciudad de México. El Senado de la República aprobó reformas al Código Civil Federal de México para eliminar la frase “marido y mujer” de la legislación y reemplazarla por “cónyuges”. La motivación detrás de esta modificación es evitar la discriminación hacia parejas del mismo sexo y reconocer plenamente sus derechos.

Esta iniciativa fue impulsada por el compromiso de garantizar la igualdad y la no discriminación en el matrimonio, indica Forbes en su reporte online.

El Senado reconoce que el concepto de matrimonio ha evolucionado y ahora abarca uniones entre parejas homosexuales. De hecho, las estadísticas muestran un crecimiento significativo en el número de matrimonios entre personas del mismo sexo, con 3,596 registrados en 2019, incluyendo 1,604 entre hombres y 1,992 entre mujeres.

La eliminación de la terminología de género en el Código Civil Federal es un paso importante hacia la inclusión y la igualdad. La reforma enfatiza que las leyes no deben discriminar a nadie debido a su orientación sexual y que el marco jurídico debe brindar una protección adecuada contra cualquier forma de discriminación. Esta medida refuerza el respeto hacia todas las personas y cumple con los principios fundamentales de igualdad y no discriminación.

El Senado ha reconocido la importancia de adaptar la legislación para reflejar la diversidad de las relaciones matrimoniales en la sociedad actual.

Esta modificación no solo es un avance en términos de derechos humanos, sino que también es un mensaje claro de inclusión y respeto hacia la comunidad LGBTQ+.

La reforma ha sido aprobada por el Senado y ahora se espera que sea discutida y votada en la Cámara de Diputados, marcando un paso significativo hacia una sociedad más igualitaria y diversa.