En Umeå, las temperaturas llegan a – 28 grados: “Estoy teletrabajando porque mi coche ya no arranca”, explica Jenny desde su casa junto al mar, donde las temperaturas son un poco más suaves que en el restaurante del centro de la ciudad donde trabaja. «El restaurante está abierto, pero como las carreteras están cortadas, no recibimos mucha gente, salvo la gente que viene a resguardarse del frío», agrega.


El frío récord de enero obligó a varias empresas de autobuses a suspender sus servicios en el país. Jenny intenta tomar las cosas con paciencia. «No creo que hayamos visto esto desde 1999. Estamos acostumbrados al frío, pero cuando las temperaturas bajan tanto y, sobre todo, de forma tan repentina, es diferente”, afirma.


«No he ido de compras en los últimos días pero todavía tengo algo de comida. Ayer se congeló el agua del grifo pero todavía tenemos agua embotellada. Mi amigo cuyo auto funciona está en la ciudad y puede traerlo», añade.


Vehículos bloqueados


Las fuertes nevadas provocaron el jueves atascos en las carreteras de Suecia, en donde se enviaron soldados para auxiliar a los servicios de emergencia en socorro de los automovilistas varados entre las ciudades de Horby y Kristianstad, en el extremo sur del país. Después de la evacuación, las personas que quedaron en la zona eran principalmente camioneros, informaron los servicios de emergencia en el lugar alrededor de las 10:30 horas.


En la vecina Dinamarca, se recomendó a los automovilistas que evitaran circular por Aarhus, la segunda ciudad del país, donde los atascos alcanzaban los 30 kilómetros. Según el instituto meteorológico DMI, en el país cayeron hasta medio metro de nieve, algo nunca visto desde 2011.


En el extremo norte de Noruega, en Kautokeino, la temperatura bajó durante la noche a -41,6°C. Las escuelas permanecieron cerradas en varios municipios del sur del país tras las fuertes nevadas de los últimos días. La policía desaconsejó conducir y también se cancelaron todos los trenes entre Oslo y Kristiansand. En la capital noruega se espera que las temperaturas bajen este fin de semana hasta los 25°C bajo cero.


En Finlandia, se registró un nuevo récord estacional de frío en Enontekio, en el noroeste del país, donde el mercurio alcanzó los -42,1°C.


Y se espera que la ola de frío continúe llegando al final de la semana.

Con información de AFP.