CDMX. Debido a los múltiples asesinatos, desapariciones, secuestros y extorsiones, la frontera entre México y Estados Unidos (EU) se ha convertido en la ruta migratoria terrestre “más peligrosa” de todo el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Y es que durante 2022, al menos 686 personas provenientes de Sudamérica, Centroamérica y El Caribe murieron o desaparecieron en su intento por cruzar al otro lado de la frontera, de acuerdo con datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

No obstante, la cifra no es del todo precisa, pues en ella no se contemplan datos oficiales procedentes de Texas ni de la agencia mexicana de búsqueda y rescate, por lo que el número de migrantes fallecidos podría ser superior.

Las principales causas de muerte de esas 686 personas fueron: ahogamiento (213); accidentes automovilísticos (142); condiciones ambientales extremas y falta de alimentos (129); enfermedades (8); violencia (21); fallecimientos accidentales (19) y causas desconocidas (154).

Los países de origen con la mayor cantidad de fallecidos y desaparecidos fueron Cuba (185), México (149), Venezuela (141), Guatemala (92), Haití (92), República Dominicana (59), Nicaragua (57), Honduras (44), Ecuador (43) y El Salvador (13).

La mayoría de estos decesos tuvo que ver con la falta de opciones para una movilidad segura, lo que lleva a las personas indocumentadas buscar vías de migración irregulares para llegar a territorio estadounidense, con lo cual ponen en riesgo sus vidas.

Más allá de las condiciones climatológicas extremas, los accidentes vehiculares y la falta de cuidados e insumos médicos, una de las mayores amenazas para los migrantes son los grupos del crimen organizado, los cuales —además del trasiego de drogas— también se han involucrado en el tráfico de personas.

Lo anterior ha generado un millonario negocio para este tipo de agrupaciones, pues cada migrante paga entre USD 5 mil y 7 mil por llegar al país vecino, según dio a conocer el excanciller mexicano Marcelo Ebrard el pasado 5 de mayo de 2023.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha indicado que los “polleros” (como se les llama a los que se dedican a cruzar personas a través de la frontera) incluso llegan a cobrar hasta USD 10 mil por cada viaje, lo que equivale a cerca de 180 mil de pesos.

“Hemos estado recibiendo información que hay muchos polleros, más que de costumbre, muchos traficantes de personas que están ofreciendo llevar por ocho, 10 mil dólares a migrantes a la frontera, hablando que a partir de hoy ya pueden entrar libremente, y es una mentira, es una manipulación”, comentó el mandatario federal en su conferencia del 11 de mayo.

El pago promedio que hace cada migrante para llegar a EEUU es de USD 4 mil 559, de acuerdo con Rocío González Higuera, titular de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas (UPMRIP).

La servidora pública indicó durante el VII Congreso Latinoamericano y Caribeño Sobre Trata de Personas y Tráfico de Migrantes (celebrado en julio de 2022) que siete de cada 10 viajeros provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador cruzaron la frontera norte de México gracias a un “guía”.

El costo de los viajes depende de la nacionalidad de los migrantes. Mientras que para los centroamericanos el cobro es de USD 4 mil 559, para los mexicanos es de USD 4 mil 967, es decir, 400 dólares más. “La hipótesis es que las redes que usan los connacionales están más consolidadas, por lo tanto, el cruce exitoso es más probable”, explicó Higuera.

Agregó que en 2019, el tráfico de migrantes dejó unas ganancias para el crimen organizado de USD 615 millones en México, según estimaciones de la Encuesta Sobre Migración en la Frontera Sur (EMIF SUR).

No obstante, la coordinadora de proyecto de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), Carolina Morales Rojo, ha señalado que en el último par de años las tarifas de los traficantes han aumentado, pues dependen de diversos factores como la distancia, los medios de transporte y el uso de documentos apócrifos.

A principios de julio de este 2023, Rojo señaló que las ganancias anuales que obtuvieron las bandas delincuenciales por el tráfico de migrantes en 2016 ascendían a USD 7 mil millones.

En México, el Cártel de Sinaloa, el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son algunas organizaciones criminales que, además del tráfico de drogas, también se han involucrado en el secuestro de personas migrantes.

Con información de Infobae México.