Chihuahua, Chih. Los primeros informes revelan que el cuerpo de José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, contaba con ocho balazos en su cuerpo y uno más en la cabeza.

La información que empezó a trascender, reveló que el cuerpo del hoy occiso tendría seis balazos en el tórax y dos más en la ingle, todos de grueso calibre y al parecer de una AK 47. El de la cabeza, a la altura de la cien y presuntamente el “tiro de gracia”, sería un arma corta.

Al momento, se encuentran elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) afuera de la funeraria en Choix, Sinaloa, donde se encuentra el cuerpo del ex líder criminal.

En punto de las 9 de la mañana, una hora menos que en Chihuahua, una de las hermanas de José Noriel acudirá a la Fiscalía del Estado de Sonora para hacer la primera declaración, aun cuando la noche de este martes, parte de su familia acudió a reconocerlo.

César Jáuregui Moreno, fiscal General del Estado, ofrecerá una conferencia de prensa para abundar en los detalles.

Con información de Ernesto Torres