Hidalgo del Parral, Chih. La tarde de este martes, la Fiscalía General del Estado envió un comunicado de prensa informando sobre la detención de Ramón M.C. como presunto autor del doble homicidio de Gloria Cañez y su hija Sally Aveña en septiembre pasado.

Según la información oficial, los trabajos de investigación a cargo de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Vida, permitió establecer la identidad y posible participación del hoy detenido.

De acuerdo con los antecedentes de la indagatoria, el hoy detenido en compañía de otras personas armadas, arribaron al domicilio de las víctimas de nombre Gloria y Sally , a quienes sacaron de forma violenta del inmueble, donde les dispararon con armas fuego y les provocaron la muerte.

Como resultado de la investigación de campo, se logró la localización del presunto en un domicilio de la colonia Fátima en la ciudad de Hidalgo del Parral, donde la tarde de este martes 12 de diciembre el Personal Investigador ejecutó una orden de cateo y le cumplimentó el mandamiento judicial.

Tras su detención, el acusado, quien cuenta con 61 años de edad, fue puesto a disposición del Juez de Control que lo requería, a fin de llevarlo a la audiencia donde el Ministerio Público le formulará imputación.

“Ramón estaba exiliado al momento del homicidio”: familia

Tras darse a conocer sobre la detención, la familia de Ramón rechazó tajantemente que fuera partícipe del homicidio de las activistas, pues desde julio hubo urgencia de exiliarse del estado al estar en peligro de muerte por las amenazas proferidas en su contra.

“Ramón no está en Chihuahua desde julio, tuvo que irse a esconder y refugiarse en un lugar porque como es activista en favor de los derechos de la comunidad de la Yerbabuena, la gente de arriba empezó a amenazarlo, que lo iban a matar si seguía con su movimiento”, dijo una de las familias del hoy detenido.

Además de Ramón, también corren peligro las vidas de Lorenzo Bustillos Bustillos –Siriame (gobernador) de la comunidad – y Mauricio Cruz Cruz –comisario ejidal de la comunidad- por lo que ahora las familias y amigos de estas tres personas, se encuentran en alerta máxima.

Ramón M.C. funge como tesorero de la comunidad y su lucha ha estado enfocada en defender a los indígenas contra el despojo de las tierras y el bosque que buscan explotar personas acaudaladas y relacionadas con el crimen organizado.

De hecho, mencionan al alcalde de Balleza, Jesús Augusto Medina Aguirre, como una de las personas que ha amenazado a Ramón por su activismo para evitar que exploten los bosques de la comunidad que se encuentran en esa demarcación territorial municipal.

Luego de varias amenazas, gente cercana a Ramón le apoyaron a salir del estado de manera urgente, aunque hacía visitas esporádicas y de corto tiempo para saludar a su familia y mantener su activismo.

De hecho, la familia de Ramón teme por su integridad pues no descartan que el presidente municipal de Balleza, esté implicado en esta detención aunque no directamente, sí pudo acusarle de forma injusta para «quitárselo del camino y poder seguir en su intento de explotar la Sierra».

Los hechos que le imputan

El pasado sábado 9 de septiembre mataron a la activista y defensora de derechos humanos de indígenas, Gloria Cañez Chávez, y a su hija, Sally Gladys Aveña Cañez. Todo sucedió en la comunidad de la Yerbabuena, municipio de Balleza.

Un día después, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua en la Zona Sur recibió el reporte del hallazgo de dos mujeres muertas en la mencionada comunidad.

Al llegar al lugar, los elementos de la Fiscalía encontraron los cuerpos de Gloria Cañez Chávez y Sally Gladys con diversos impactos de bala; además, se hallaron 51 casquillos percutidos calibre 223, 7.62×39 y 40 milímetros.

La mujer, junto con su familia, se dedicó por 30 años a defender los derechos de los pueblos indígenas y luchar por regularizar los títulos de la tenencia de tierras indígenas en beneficio de los pobladores.

Según el Fiscal de Chihuahua, César Jáuregui Moreno, el crimen cometido en contra de la activista Gloria Cañez Chávez estaría relacionado con la disputa por el aprovechamiento de recursos forestales en Guadalupe y Calvo, Guachochi y Balleza, principalmente.

Cabe destacar que en 2013 el esposo de Gloria Cañez Chávez, el también activista Rubén Avella Molina, fue asesinado en la comunidad de La Casita, y si bien no murió al instante, tras llamar a su esposa y referirle lo sucedido, falleció.