Chihuahua, Chih. Una de las principales preocupaciones de quienes están a cargo de los centros comerciales y tiendas de conveniencia de la ciudad es el robo denominado “fardero u hormiga”, ilícito que suele dejar considerables desfalcos a estas cadenas y para lo cual ha sido necesaria la participación activa de la autoridad municipal, en busca de prevenir y poner fin a tal problemática.

Gracias al trabajo conjunto realizado entre la Unidad de Criminalística de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y la Fiscalía General del Estado, ha sido posible detectar bandas de delincuentes que actúan principalmente en este tipo de establecimientos y, en menor medida, en negocios independientes que no pertenecen a estas cadenas de comercio.

Las bandas de farderos son agrupaciones conformadas por hombres y mujeres que suelen actuar de manera bien organizada para cometer atracos de artículos de diversa índole, valiéndose de diferentes métodos, artimañas o hasta bebés o menores de edad que utilizan para esconder en ellos los objetos, debido a la inocencia que estos representan.

Ante esta situación y en busca de soluciones, la Unidad de Criminalística con que cuenta la Dirección de Seguridad Pública, logró un acercamiento con la citada asociación para ofrecerles el apoyo de la dependencia, cuya coordinación y cooperación ha logrado, desde hace varios años, disminuir en un buen porcentaje el robo fardero, así como el de carritos de supermercado, favoreciendo a este sector, importante generador económico y de empleos en el municipio de Chihuahua.

Marisol Chávez, policía municipal encargada de la citada Unidad, dijo que además de la sinergia que se ha presentado con empresas como Soriana, Walmart, OXXO, Grupo Zaragoza, Liverpool, entre otras, el trabajo que realizan ella y su equipo, ha permitido realizar detenciones importantes, transparentes y apegadas a la legalidad de farderas y farderos, de las que se derivan consignaciones certeras para el Ministerio Público y posteriormente para los tribunales, evitando así que continúen delinquiendo.

Por ejemplo, desde su implementación en el año 2016, la Unidad de Criminalística ha logrado 350 consignaciones exitosas por el delito de robo a local comercial sin violencia y sostiene reuniones mensuales con ANTAD y la Fiscalía General del Estado, con quienes se analizan estadísticas y acciones que contribuyan a la erradicación de este ilícito, como ha venido ocurriendo entre los comerciantes del primer cuadro de la capital chihuahuense.

“Gracias a la información que logramos recopilar a través de indagatorias e investigaciones que realizamos en la Unidad de Criminalística, hemos podido detectar y desarticular bandas o personas activas dedicadas a este delito, siempre apegados al marco legal y con las facultades con que contamos como policías preventivos”, expresó la servidora pública.