Chihuahua, Chih. La diputada del PAN, Marisela Terrazas, denunció ante el pleno del Congreso del Estado la situación que están enfrentando los migrantes en Ciudad Juárez, en donde el pasado miércoles, agentes de la Policía Municipal retiraron de forma arbitraria y sin apego a los protocolos legales correspondientes a personas migrantes que se encontraban alojadas en la Catedral de la Diócesis.

Los hechos ocurrieron con violencia y en menoscabo a la dignidad y derechos de estas personas que se encuentran en una situación especial de vulnerabilidad.

Señaló que los policías ingresaron al comedor que tiene Catedral destinado para atender migrantes, lo que provocó enojo y miedo en ellos y los responsables del lugar al haber sido violentados en un espacio seguro. Como consecuencia de estos actos, se tuvo una familia entera agredida, además de otros cuatro jóvenes que también fueron violentados físicamente. No es la primera vez que los migrantes son víctimas de este tipo de actos en Ciudad Juárez.

En este contexto, indicó que desde hace meses, los activistas están pidiendo a las autoridades que cese la persecución de migrantes en Ciudad Juárez. En medio de un incremento de flujos migratorios, las personas en calidad migratoria han sido hostigadas y perseguidas en la localidad, entre redadas del Instituto Nacional de Migración y revisiones de los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, quienes ni siquiera están facultados por la Ley Migratoria de nuestro país para llevar a cabo labores de control y verificación migratoria.

De igual manera, mencionó que agentes federales, acompañados por la Guardia Nacional y la Policía Municipal, han ingresado a las habitaciones de los hoteles de la Zona Centro, para detener a quienes están en espera o en trámites de regularizar su estancia en el país. Por un lado, la negación de permisos temporales para permanecer y trabajar en Ciudad Juárez o en espera de una cita para ingresar a Estados Unidos y, por otro lado, una autoridad que los persigue y hostiga.

Finalmente dijo, que migrantes de la zona fronteriza de Chihuahua han denunciado que en medio de esta persecución, policías municipales les han exigido dinero a cambio de no reportarlos ante las autoridades migratorias. Ante esta situación, la legisladora panista exigió al presidente municipal, Cruz Pérez Cuellar, que cese de manera inmediata las irrupciones de sus agentes policiales a albergues o alojamientos de personas migrantes y cualquier otro tipo de labor que se traduzca en persecución u hostigamiento de este grupo vulnerable.