Chihuahua. Chih. Una vez aprobada la proposición de la diputada Georgina Zapata Lucero, el Congreso de Chihuahua pidió a la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, que en el análisis, discusión y aprobación de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2024, sea aumentado el presupuesto de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Dicha comisión es un organismo intersecretarial de carácter permanente, creada por Decreto Presidencial el 22 de julio de 1980, con el propósito de dar atención a la población refugiada en nuestro país.

Uno de sus principales objetivos es el de establecer convenios con organismos internacionales para estudiar las necesidades y los problemas de la población refugiada, así como proporcionarle ayuda y protección, y busccar una solución de carácter temporal o permanente en materia de empleo y autosuficiencia económica.

La Legisladora agregó que en tan solo ocho meses de este 2023, las solicitudes de refugiados en México ya sobrepasaron las 100 mil, por lo que la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (COMAR) advierte que en este año, muy probablemente, se superarán las 150 mil peticiones, “lo cual rebasa por mucho el récord histórico de las casi 130 mil de 2021”, ello de acuerdo a lo externado por el titular de dicha Comisión.

A pesar de las cifras récord y de que ya en la frontera sur de México, especialmente en Chiapas, se está viviendo una crisis humanitaria, el presupuesto que la Secretaría de Hacienda pidió para la COMAR en 2024 es de apenas 51 millones de pesos, lo que representa hasta 40 veces menos que lo que se destinará al organismo encargado de atender a personas migrantes, el Instituto Nacional de Migración (INM), que tendrá a su disposición casi 1,900 millones de pesos.

Ahora bien, en Ciudad Juárez diariamente arriban cientos de personas migrantes de las cuales una cantidad considerable realiza su trámite para que se les considere su condición de refugiado, por lo cual es de suma importancia que tanto en la frontera norte como en la sur se asigne mayor presupuesto para que la COMAR pueda realizar su función de manera ágil y eficaz.

Por último, la diputada Zapata señaló que por el momento, la COMAR, continuará dependiendo en buena medida del apoyo que la ACNUR, la agencia para los refugiados de la ONU, tanto con presupuesto como con apoyo de personal; sin embargo, ni con el presupuesto asignado, ni con el apoyo del ACNUR, la COMAR va a estar en la capacidad operativa que se requiere, simple y sencillamente porque el flujo ha aumentado mucho y sigue aumentando de manera extraordinaria, por ello el llamado para que se destine el recurso necesario para el ejercicio 2024.