Chihuahua. Chih. El pasado sábado 9 de septiembre del año en curso fueron cobardemente asesinadas Gloria Cañez, defensora del territorio y su hija Sally, en la comunidad de Yerbabuena del municipio de Balleza, Chih., presuntamente a manos de un grupo del crimen organizado.


El día de ayer, quien fuese testigo presencial de los hechos Eduardo Cruz Cruz y su padre Isidro Cruz Bustillos se preparaban para trasladarse a la ciudad de Chihuahua, Chih., con la finalidad de que el primero pudiera dar su testimonio y así abonar a que este asesinato no quede impune. Sin embargo, antes de siquiera poder salir de su comunidad fueron asesinados.


Estos lamentables hechos son un obstáculo en la obtención de justicia, misma que demandamos. Exigimos que se investiguen los hechos, se castigue a las personas responsables y se brinde la protección adecuada y necesaria a la familia de Gloria, así como a la comunidad de Yerbabuena quienes se encuentran recibiendo amenazas y temen por su seguridad.


En el marco de estos acontecimientos, hemos solicitado a las autoridades correspondientes, tanto a nivel estatal como federal, las medidas suficientes para garantizar la seguridad y el derecho de la comunidad a defender su territorio.


La activista y defensora mantenía más de 20 años de lucha que le fue heredada de sus antepasados, para el reconocimiento del territorio para la comunidad de Yerbabuena, que consta de aproximadamente 60 personas.


Este 2023 el Tribunal Agrario emitió un resolutivo en el que se reconoce la existencia y creación de la comunidad, que se encuentra entre los ejidos de San Carlos, Guajolotes, Chinatú y Catedral, en lo intrincado de la sierra del estado de Chihuahua. Este resolutivo les reconoce como dueños y dueñas del predio; el 12 de septiembre se habría convocado a una Asamblea General para nombrar una autoridad formal, misma que no se pudo llevar a cabo tras los hechos tan lamentables antes descritos.