Chihuahua, Chih. Al ser la seguridad, uno de los ejes principales de la presente administración encabezada por el alcalde Marco Bonilla, la Dirección de Seguridad Pública Municipal busca evitar que empleados o encargados de establecimientos comerciales sean víctimas de extorsión, por parte de desconocidos, advirtiendo sobre una nueva modalidad de engaño en contra de una institución educativa y una gasolinera, ocurridos durante el presente mes.

Como ejemplo se citan dos casos recientes ocurridos los días 8 y 17 de febrero del presente año, en que con engaños hicieron a un despachador y a un guardia de seguridad, depositar una cifra que rebasó los 100 mil pesos en hechos ocurridos durante la madrugada.

La forma de actuar de los presuntos defraudadores es mediante una llamada telefónica. Al empleado de la estación de gasolina le llamaron durante el turno nocturno pidiendo depositar una suma de dinero para evitar una multa a su fuente de trabajo, paro lo cual le indicaron entrar a una oficina y sustraer la cantidad, posteriormente depositarla a través de una “practicaja” bancaria.

El segundo incidente le ocurrió al velador de un plantel, también durante la madrugada, quien supuestamente por orden de sus superiores sustrajo una cantidad considerable de dinero para hacer un depósito urgente bajo el mismo modus operandi de autorizarlo para ingresar a la oficina donde se encontraba el efectivo y depositar. Le pidieron además que se llevara algunos artículos electrónicos que los propietarios alcanzaron a recuperar.

De ahí la necesidad de que tanto dueños como encargados de locales comerciales alerten a sus empleados en ese sentido y tomen en cuenta las siguientes recomendaciones, toda vez que los responsables podrían ser puestos a disposición de las autoridades.

Recomendaciones

-Cuelga de inmediato

-Comunícate con tu jefe inmediato e infórmale lo que ocurre

-Niega datos o información relacionada con tu empleo, la empresa o tus jefes

-Pon atención al acento y clave LADA de la persona que marca

-Marca al 9-1-1 para tener orientación de un agente de policía