Argentina. Un avance sin precedentes de la gripe aviar se registra en Argentina, donde la enfermedad afecta a decenas de lobos marinos, y en caso de mutaciones del virus podría haber riesgo de contagio para las personas.