Ciudad de México. Se considera que un teléfono inteligente es una computadora de mano integrada en un teléfono móvil, equipado con pantalla táctil, programas de gestión de información personal (como calendario electrónico y libreta de direcciones) y un sistema operativo que permite instalar otros programas para navegación web, correo electrónico, música, vídeos y otras aplicaciones.


El primer dispositivo de estas características, diseñado por IBM y vendido por BellSouth (anteriormente parte de AT&T Corporation), se presentó en noviembre de 1993. Incluía una interfaz de pantalla táctil para acceder a su calendario, libreta de direcciones y calculadora, entre otras funciones, según puntualiza la Enciclopedia Británica.


Ese dispositivo, denominado IBM Simon y considerado como el primer ‘smartphone’, en retrospectiva, dado que ese término aún no se había popularizado, es el precursor de los avanzados móviles actuales, que permiten aplicaciones como la Realidad Aumentada, que superpone información clave a una imagen de la calle captada por la cámara del teléfono y vista en su pantalla.


PROTOTIPO, LANZAMIENTO Y VENTA.


El prototipo de Simon se presentó un año antes, en noviembre de 1992, con el nombre Sweetspot, en la Feria tecnológica COMDEX en Las Vegas (Nevada, EE. UU.). Permitía hacer y recibir llamadas telefónicas, faxes, e-mails y efectuar búsquedas móviles; incluía calendario, libreta de direcciones y bloc de notas, además de mostrar mapas y noticias digitales.


La versión comercial del dispositivo diseñado por IBM y en cuya fabricación participó Mitsubishi, integrándole tecnologías celulares e inalámbricas, la presentó BellSouth el 8 de noviembre de 1993, en lo que se considera el debut público de Simon, durante la conferencia Wireless World Conference (WWC), en Orlando (Florida, EE.UU.), según reflejan medios de la época.


BellSouth comercializó el IBM Simon en agosto de 1994 a un precio de 899 dólares estadounidenses (USD) con un contrato de servicio de dos años o 1.099 USD sin contrato, reduciendo más adelante el precio a 599 USD, y vendiendo alrededor de 50.000 unidades durante los seis meses que el dispositivo estuvo en el mercado, de acuerdo a estas mismas fuentes noticiosas.


Simon es el primer teléfono inteligente. Allanó el camino para los de hoy en día al introducir pantallas táctiles en los teléfonos”, señala el diseñador e investigador Bill Buxton, de Microsoft Research, quien ha recopilado una gama de dispositivos electrónicos e interactivos “interesantes, útiles o importantes en la historia de la computación”, y de los que informa en su web Buxton Collection.


En el apartado de su colección dedicado a IBM Simon (www.microsoft.com/buxtoncollection/detail.aspx?id=40), Buxton presentan imágenes y una documentación muy completa sobre este dispositivo, incluyendo su ficha técnica, manual de usuario, comunicados originales y recortes de prensa, sobre el dispositivo, fechadas entre finales de 1993 y comienzos de 1994.


PRECURSOR DE LOS ACTUALES ‘SMARTPHONES’.


“Simon parece y actúa como un teléfono celular, pero ofrece mucho más que comunicaciones de voz”, señala la nota de prensa con la que Bellsouth e IBM presentaron a Simon, en el WWC.


Los usuarios de este nuevo comunicador personal “pueden utilizarlo como una máquina inalámbrica, un buscapersonas, un dispositivo de correo electrónico, un calendario, un programador de citas, una libreta de direcciones, una calculadora y un bloc de dibujo con lápiz”, añade el comunicado recopilado por Buxton.


Para Rich Guidotti, por entonces gerente de desarrollo de productos de BellSouth, Simon era “un comunicador personal verdadero porque fue diseñado para ser un dispositivo de comunicación y, en segundo lugar, una computadora”.


Otros miembros de la industria, asistentes a la conferencia WWC, comentaron la singularidad del enfoque tecnológico utilizado por BellSouth/IBM en Simon, afirmando que era la primera vez que una empresa colocaba una computadora en un teléfono celular, en lugar de colocar un teléfono celular en una computadora.


Con un peso de alrededor de 500 gramos, Simon tenía una pantalla de cristal líquido (LCD) que ofrecía un teclado de computadora y otro de teléfono celular, según señalaba el comunicado.


Al ser utilizado como teléfono, este dispositivo permite funciones celulares estándar como llamada de emergencia, rellamada a los últimos 10 números, marcación automática de la libreta de direcciones y preferencia de ‘roaming’, puntualizaba.


El comunicado explicaba también que, cuando el usuario utiliza Simon como comunicador personal, puede acceder a la interfaz gráfica del dispositivo (GUI), que utiliza iconos y pantallas de ayuda ‘en línea’ para hacer que el dispositivo sea más “amigable”, es decir fácil de usar.


FUNCIONES Y CARACTERÍSTICAS.


También indicaban que “el teléfono tiene una capacidad de almacenamiento limitada, que puede ampliarse a través de una ranura para tarjeta de memoria PCMCIA, que también posibilita agregar una tarjeta de localización para recibir mensajes electrónicos o alojar servicios de información nacional, regional o local, a través de una empresa de buscapersonas (“paging”) de BellSouth”.
El aparato puede responder una llamada procedente del buscapersonas, pulsando un botón, según se informaba también en aquel año.


El comunicador personal Simon “también incluye funciones de organizador y calendario, que se puede actualizar automáticamente desde una computadora usando la ranura PCMCIA, y permite enviar y recibir correo electrónicos”, aseguraban sus promotores en el comunicado oficial de lanzamiento.


Con el modelo estándar Simon, el usuario puede crear faxes y notas utilizando un lápiz electrónico táctil, o escribiendo directamente en la pantalla usando un lápiz, y su escritura a mano se reflejará con exactitud y sin imperfecciones, mediante una tecnología llamada anotación con lápiz (“pen annotation”), afirmaban.


Para otras aplicaciones en las que es necesario escribir, como el correo electrónico, la pantalla LCD del teléfono muestra un teclado de computadora completo, según IBM y BellSouth, su fabricante y distribuidor, respectivamente.


Para aquellas personas que prefieren utilizar letras más grandes, el dispositivo incorpora una tecnología de `teclado predictivo´, con la cual se muestra en la pantalla LCD sólo una parte del teclado, donde el usuario selecciona una letra y la computadora predice las siguientes letras que probablemente elegirá, mostrándolas en la pantalla”, concluía la pieza informativa.

Con información de Más Información.